UPAYA
 
  Home
  Contacto
  EMPRESAS
  wing tsun
  7 Profecías Mayas
  Teoría de la relatividad
  Ciencias de la salud
  => perder peso
  => caminata de la mujer
  => TÉ
  => La salud de tus células
  => EL CALCIO EN LA DIETA
  => PESAS O AERÓBICO..que hacer.
  => OTRA PROMESA "de eterna juventud" que se nos desvanece
  => MITO DE LOS ANTIOXIDANTES
  noticias
  Historia
  legislación
  Sabias que........
La salud de tus células

La alimentación juega un papel básico                    

1.      Analiza y modifica lo que comes.

Según datos del Instituto Catalán de Oncología, hasta un 35% de los cánceres detectados cada año está relacionado con una alimentación excesivamente rica en grasas saturadas y azúcares y baja en frutas, ácidos grasos omega 3 y verduras. De hecho, lo que comes, la falta de actividad física y el tabaco son los principales factores de riesgo del cáncer, incluso por delante de la predisposición genética, ya que juntos provocan hasta el 60% de los tumores.

2.      Para tu intestino, buena fibra.

Es de todos conocido que los alimentos ricos en fibra mejoran el tránsito intestinal y evitan el estreñimiento. Lo que quizá no se conoce es su otra gran “bondad”: manteniendo un “buen tránsito” se frena la absorción de tóxicos que, de otra forma, se acumularían en el aparato digestivo y que, con el tiempo, provocarían alteraciones. Este mecanismo es, precisamente, el que reduce el riesgo de cáncer de colon en un 42%. Por eso, debes tomar vegetales y cereales integrales a diario y legumbres dos o tres veces por semana.


3.      Tomar las calorías justas es fundamental

Un estudio del prestigioso Centro del Cáncer M.D. Anderson y la Universidad de Texas(EE.UU.) ha demostrado que una dieta baja en calorías (pero que cubra las necesidades del organismo) puede detener le enfermedad cancerígena. Por otro lado, parece ser que cuando se siente hambre real las células tienden a dividirse más lentamente (justo lo contrario de lo que ocurre con los procesos tumorales). Además , la reducción de calorías hace que las células sanas tengan una” vida útil “ mas larga.

4.      Algas, tesoro del mar

Las algas pardas (Kombu o Wakame) son ricas en polifenoles, unos compuestos químicos que, según un estudio de la Universidad de Ohio(EE.UU), protegen tu piel del melanoma producido por los rayos ultravioletas. Además, en países como Japón donde se consume gran cantidad de algas, la incidencia del cáncer mamario es menor.

5.      Carne roja, sin abusar

Consumir demasiada carne roja (cordero o ternera) incrementa el riesgo de cáncer de colon. La explicación es que su abuso no solo aumenta el nivel de colesterol sino que también provoca estreñimiento. Las heces permanecen más tiempo en el intestino donde, con el tiempo, se acaban acumulando sustancias cancerígenas. Tómalas solo tres veces al mes.

6.      La soja contra los tumores femeninos

Sus efectos para prevenir el cáncer de mama están ya probados, pero ahora se ha demostrado que esta legumbre ayuda a evitar tumores de ovario y endometrio. Todos estos tipos de cáncer se relacionan con unos niveles altos de estrógenos. Al tomar soja de manera habitual se consigue que los estrógenos propios de la mujer no actúen de manera tan directa como estimulantes del crecimiento celular ¿la dosis idónea? Una ración de 60-70 gramos en día alternos.

7.      Limita la grasasy también el azúcar

No basta con disminuir las grasas saturadas de la dieta para combatir el cáncer, también hay que reducir el azúcar y las harinas refinadas. Cuando tomas estos alimentos, suben rápidamente los niveles de glucosa en sangre y el cuerpo libera la dosis de insulina necesaria. El problema es que la secreción de insulina va acompañada de altos niveles de IGF, una proteína encargada de estimular el crecimiento celular y la inflamación. En definitiva, es un caldo de cultivo pare el crecimiento de tumores.

8.      Fruta y verdura, seguro de vida

Comer cada día 500 gramos de fruta y verdura reduce las posibilidades de desarrollar cáncer de boca, faringe, laringe, pulmones, páncreas, vesícula biliar, mama y útero. Y ese beneficio se achaca a los llamados fitoquímicos, unos componentes presentes en muchos de ellos, que protegen las células de los agentes oxidantes.

9.      aceite de oliva y cáncer de mama

Según la Universidad de Chicago (EE.UU), el ácido oleico del aceite de oliva “acalla” un gen que interviene en mas de una quinta parte de los tumores de mama mas agresivos. Y expertos del CSIC han confirmado que ingerir aceitunas puede frenar el desarrollo del cáncer de colon.

10.   La familia del brócoli

Coliflor, col lombarda, repollo, brócoli, coles de Bruselas, rábano…..la familia de las crucíferas configura el grupo de verduras con mayor poder de poseer anticancerígeno. Y es que, además de poseer  polifenoles, son ricas en glucosinolatos o compuestos de azufre que previenen el desarrollo de los tumores.

11.   Probióticos que te protegen

Este tipo de bacterias (abundan en los yogures y otras leches fermentadas, la col también fermentada y el miso) colonizan tu intestino y forman un escudo impidiendo la proliferación de bacterias patógenas y la formación de tumores, sobre todo de colon y de vejiga. Con dos yogures al día te beneficias de esta protección.

12.   Omega 3, que no te falten

Estos ácidos grasos, al igual que las grutas y las verduras, no solo protegen contra tumores como el de mama, colon y próstata, sino que detienen su crecimiento impidiendo la metástasis (propagación a otros órganos). Son ricos en omega 3 las semillas de lino, frutos secos como las nueces y. por supuesto, el pescado azul. En cambio seguir una dieta muy rica en omega 6 (trigo y aceites vegetales de girasol o maíz) puede favorecer la aparición de cáncer de próstata, colon y mama.

13.   Con curry, ajo y hierbas

Aderezar tus platos con curry, ajo o hierbas aromáticas  solo te aporta beneficios. La sustancia que le da el color amarillo al curry, la curcumina, es capaz de matar las células malignas en tumores de esófago. Los antioxidantes del ajo mantienen el cáncer lejos y los ácidos grasos de las hierbas aromáticas actúan sobre muchos tumores.

14.   La forma de cocinar también cuenta

No abuses de los alimentos fritos, sobre todo los que son ricos en almidón como la patata ya que, cuando se fríen, generan acrilamida, un potente carcinógeno. Con la brasa o la parrilla sucede algo similar; el alimento se cocina a altas temperaturas y puede quemarse por fuera produciendo benzopirenos, sustancias cancerígenas. Y lo mismo debemos decir de los alimentos ahumados, en selazón o conservados en vinagre por su contenido nitrosaminas. Lo mejor es preparar la comida guisada, hervida y al vapor, en papillote o en el wok.

15.   Te verde para el hombre

Considerado como el té de la belleza por su poder antioxidante, un trabajo de la Universidad de Luisiana (EE.UU), revela que también combate el cáncer de próstata. Y todo gracias a su contenido en polifenol E, un compuesto que previene el tumor y disminuye su crecimiento un 30%.

16.   Frutos rojos a diario

Moras, frambuesas, arándanos y fresas tienen un doble efecto sobre le cáncer. Por un lado, el ácido elágico que contienen es capaz de ralentizar el crecimiento de tumores. Por otro, son ricos en antocianidinas, unas moléculas que provocan la autodestrucción de las células tumorales.

17.   El chocolate un sano placer

Una onza (10g) diaria de chocolate negro ayuda a prevenir todo tipo de tumores. Contiene dos veces más de polifenoles que el vino.

  •      Rábano, un gran aliado natural contra el cáncer
Este vegetal tiene, al igual que el resto de las demás crucíferas, una potente acción anticancerígena.
Además, aporta muy escasas calorías, por lo que
supone un tentempié ideal si sigues dietas de adelgazamiento.

Una gran ayuda para eliminar líquidos. Su alto
contenido en vitamina C, y sus componentes
azufrados contribuyen a la prevención de tumores.
Pero no solo eso, el rábano es un gran aliado del
aparato digestivo y que favorece la regeneración
de la flora intestinal, alivia los gases, la pesadez de estómago y el estreñimiento. También es rico en
potasio, con lo que ayuda a combatir la retención
de líquidos y es útil para aquellas personas con
piedras o arenilla en los riñones. Elige los que no
sean demasido grandes y con las hojas bien verdes.

Los beneficios del brócoli
El brócoli, también llamado brécol, poco a poco va ganando un lugar en nuestra alimentación, ya que es poseedor de numerosas propiedades nutricionales que aportan grandes beneficios para la salud debido a su alto contenido en agua minerales y vitaminas. Estos componentes presentan valores diuréticos, antioxidantes, así como ser reguladores de numerosos procesos en nuestro organismo. Esta hortaliza posee un inmenso valor nutricional, que hace que el brócoli sea conocido como "La joya de la Corona de Nutrición".
  1. Un buen diurético
El brócoli es una hortaliza cuyos beneficios se están poniendo de manifiesto en múltiples estudios.
 

Su acción diurética es debida a su alto contenido en agua y potasio, así como a una baja presencia de sodio.

Por ello el consumo de brócoli nos ayudará a eliminar el exceso de líquidos del organismo, lo cual resulta muy útil en personas que padezcan hipertensión, retención de liquidos y oliguria (escasa producción de orina).

No debemos olvidar que con la orina se eliminan también sustancias de deshecho disueltas en ella, como son, ácido úrico, urea, etc. y que al facilitar la eliminación del exceso de líquidos se facilita también la eliminación de estas sustancias.

Por eso está hortaliza va bien también para quien padece hiperuricemia, con o sin la aprición de gota, así como para los que son propensos a la formación de cálculos renales.


Volver al índice
  2. Un buen laxante
 

Su contenido en fibra le confiere acción laxante al brócoli.

 

Además de mejorar y prevenir el estreñimiento, la fibra contribuye a reducir las tasas de colesterol en sangre y al buen control de la glucemia en los diabéticos.


  3. Protege la vista
 

El brócoli es rico en dos carotenoides, luteína y zeaxantina, que protegen a la vista del daño solar. Éstos se concentran en la retina actuando como escudos protectores contra los rayos solares.

 

Su riqueza en luteína hace que las personas con tendencia a la degeneración macular tenga a esta hortaliza muy presente en su dieta.

Además esta sustancia es abundante en diferentes partes del ojo humano, donde actúa como protector frente al desarrollo de cataratas en la edad avanzada.

Los científicos relacionan el nivel de luteína con la disminución del riesgo de padecer trastornos cardiovasculares.


  4. Combate la ulcera y la gastritis
 

Estudios recientes ponen de manifiesto la habilidad de esta hortaliza para eliminar la bacteria Helicobacter Pylori (causa de ulceras y gastritis), así como proteger del cáncer de estómago.

 

La razón para tal efecto sería que el brócoli posee un alto contenido en un fitonutriente llamado sulforafano.


  5. Es un buen aliado contra el cáncer
 

El brócoli es considerado el vegetal comestible número uno en cuanto a su efecto protector contra el cáncer (estómago, útero, mama, próstata, etc.), al poseer unos fitonutrientes (indol, sulforafano, y fenetilisocianatos) y a su riqueza en antioxidantes (como el betacaroteno, la vitamina C, el selenio, superóxido dismutasa y el Zinc).

 

Tal efecto protector es tan potente que hace que incluso se este investigando un posible uso farmacológico del mismo.

Se considera probado su efecto beneficioso para los pulmones. Investigadores estadounidenses señalan al brócoli como rico en ciertas sustancias capaces de regular la cantidad de componentes claves en el sistema de defensa epitelial de los pulmones.

Además señalan que el sulforafano podría impedir el proceso inflamatorio de los tejidos dañados en el pulmón.


  6. Ideal para mujeres embarazadas
 
Su alto contenido en folatos hace del brócoli un alimento ideal para dar a las mujeres embarazadas. Ya que una deficiencia en esta vitamina durante las primeras semanas de gestación puede dar lugar a que el futuro bebé tenga defectos en el tubo neuronal, como la espina bífida o la anencefalia.


  7. Recomendado si se toman anticonceptivos orales
 
Los anticonceptivos orales femeninos reducen la disponibilidad del folato, lo que hace que las mujeres que los tomen deben revisar el aporte dietético de esta vitamina para así prevenir posibles carencias. Por ello las mujeres que toman anticonceptivos pueden encontrar un buen aliado en el brócoli que aporta gran cantidad de ácido fólico.


  8. Excelente para los niños
 

Hay momentos de la vida en que las necesidades de ácido fólico están aumentadas, un caso es los niños en edad de crecimiento.

 

Por ello, darles brócoli en su alimentación habitual nos puede ayudar a prevenir deficiencias en dicha vitamina.

Es importante indicar que la deficiencia en folatos puede conducir a anemia megaloblástica.


 




Si consumes varias veces al día frutas y verduras recibirás una estupenda dosis de antioxidantes.

EN HORA  
   
Publicidad  
   
BUSCADORES  
  GOOGLE
 
INFORMACIÓN  
  LA NUEVA ESPAÑA
EL MUNDO
 
EL REFRÁN DE LA SEMANA  
 
....Cuando salimos del sendero trillado descubrimos un bosque lleno de posibilidades donde todo puede suceder, poque todo esta por hacer......
 
MÚSICA  
  Alejandro Fernandez - Te Voy A Perder  
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=