UPAYA
 
  Home
  Contacto
  EMPRESAS
  wing tsun
  7 Profecías Mayas
  Teoría de la relatividad
  Ciencias de la salud
  noticias
  => Cometa HARTLEY 2
  => Deducción vivienda 2011
  => GRAFENO
  => Promesa contra la calvicie
  => Refrescos sin azucar
  => ¿EL HOMBRE DESCIENDE DE VIDA EXTRATERRESTRE?
  => Noticias 5
  => BREVE GUIA METEREOLÓGICA
  Historia
  legislación
  Sabias que........
Deducción vivienda 2011

Hacienda cierra el grifo de la vivienda

 

La deducción por adquirir piso desaparecerá en 2011 para buena parte de los nuevos compradores - Se penaliza a los contribuyentes con rentas medias y altas, que pueden perder 34.000 euros - Los 150.000 asturianos que ya disfrutan de la desgravación la conservarán intacta

 
   
Enviar
Imprimir
Aumentar el texto
Reducir el texto
 
 
 

Oviedo, Luis GANCEDO
La deducción del impuesto de la renta
(IRPF) por compra de vivienda habitual desaparecerá a partir del 1 de enero de
2011 para los contribuyentes con rentas
medias y altas que compren piso a partir
de esa fecha. Anunciada en 2009 por el presidente Zapatero, la reforma radical
de esta desgravación se certifica en el
proyecto de Presupuestos del Estado
para el próximo año en estas condiciones generales: se mantendrá como ahora para quienes ya la disfrutan o vayan a adquirir
piso antes del 31 de diciembre próximo y desaparecerá o se reducirá para los
nuevos compradores que superen un
cierto nivel de ingresos.

La reforma llega para aligerar las
dificultades de las cuentas públicas y,
según las opiniones recabadas, termina
en buena medida con un sistema de
incentivos a la propiedad inmobiliaria
a menudo discutido por los expertos,
pero que en todo caso ha tenido
y tiene una influencia de alcance en
las decisiones de compra de las familias.
¿Qué impactos tendrán los cambios que
ya ha diseñado el Ministerio de Economía?
Las situaciones más comunes se sintetizan
a continuación.

l La revisión de la llamada deducción por
inversión en adquisición de vivienda habitual
nada cambia para quienes ya han comprado
casa y están pagando sus hipotecas.
Con independencia de su nivel de renta,
estos contribuyentes disfrutan de una desgravación anual que en el mejor de
los casos es de 1.356 euros, equivalentes
al 15% del límite máximo de los gastos
deducibles (9.040 euros al año). Estos
gastos pueden ser los correspondientes
a la entrada, el pago de cuotas hipotecarias
u otros análogos. Por tanto, los cambios en
la deducción no se aplican con carácter retroactivo, sino a las compras formalizadas
a partir del 1 de enero de 2011. Actualmente,
unos 150.000 contribuyentes asturianos se benefician de la deducción por compra de
vivienda y continuarán beneficiándose hasta
que completen los pagos de sus préstamos.
çLa desgravación también se mantendrá en
sus términos actuales para las familias que adquieran vivienda de aquí a finales de año.

l Quienes compren piso a partir de 2011 no tendrán derecho a ninguna desgravación si
su renta está por encima de los 24.107
euros anuales. Cabe precisar que el listón
de renta se determina con arreglo a la base imponible, que se calcula al hacer la
declaración del IRPF y resulta inferior al nivel
de ingresos. Según una simulación realizada
 por el Registro de Economistas Asesores Fiscales, presidido por el asturiano Jesús Sanmartín, quien encaje en ese perfil
acumulará una pérdida de al menos 27.000
euros durante la vida de su hipoteca.

El cálculo corresponde a una operación
en la que el comprador paga una cuota
hipotecaria equivalente al 30% de su renta
y con un plazo de 25 años. En los supuestos
de contribuyentes con ingresos superiores
(ver gráfico adjunto), suprimir la
desgravación puede implicar una pérdida
cercana a los 34.000 euros. Según otras estimaciones, el colectivo al que le
conviene más adelantar sus compras
para evitar el impacto de la reforma es
el de los contribuyentes cuyas rentas
(bases imponibles) oscilan entre los
24.000 y los 36.000 euros. En su caso
sería necesario que los precios bajaran
un 17% para recuperar el ahorro que
supone la desgravación.

«Hay fuerte inquietud en el sector
inmobiliario», subraya Jesús Sanmartín,
y da a entender que eliminar la deducción
para las rentas superiores a 24.000 euros
supone de hecho penalizar a una mayoría
de los contribuyentes que verdaderamente
pueden comprar viviendas de promoción
libre en este momento. Por debajo de esos ingresos se complica mucho la posibilidad
de que bancos y cajas concedan hipotecas.
«El efecto será muy importante en aquellos
que quizás tengan ahora más posibilidades
de conseguir un crédito, dado que los
bancos sólo prestan a quienes pueden
justificar un nivel alto de ingresos»,
opina José García-Montalvo, profesor
de la Universidad Pompeu Fabra y
economista especializado en el
mercado inmobiliario.

Los expertos precisan, no obstante,
que la deducción seguirá viva para las
parejas que compren piso aunque la
suma de sus rentas supere los
24.107 euros.
Un ejemplo: un matrimonio
en el que cada uno de los cónyuges ingresa 17.000 euros mantendrá el derecho a la desgravación en sus términos actuales,
realizando la declaración individual y
dividiendo por dos los gastos deducibles.

l El Gobierno ha optado por preservar
la deducción por vivienda para los
contribuyentes con ingresos modestos.
Las rentas inferiores a los 17.707 euros
tendrán idéntica desgravación que ahora
(el máximo de 1.356 euros anuales por contribuyente) y quienes estén
comprendidos entre esa cantidad y los
24.107 euros sufrirán una reducción
gradual. Puede por tanto darse el caso
de una pareja en el que uno de los
cónyuges disfruta de la deducción
 completa y el otro, reducida.

¿Qué efectos tendrán sobre el
mercado y los precios los comentados
cambios en la desgravación?
El Gobierno adelantó el anuncio
a 2009 para provocar un «efecto llamada»,
alentar las compras anticipadas y aliviar el
«stock» que han acumulado los promotores
y también el sector financiero. El propio
Ejecutivo y las empresas han aireado
en este último año el mensaje de que
el actual es el mejor momento para
comprar piso, cuando los tipos de
interés siguen bajos, aún existe el
premio fiscal y los precios, aseguran,
han tocado fondo después de un ajuste
que un sector de académicos considera insuficiente.

Entre estos últimos está José
García-Montalvo y otros investigadores
que, como Luis Garicano, están
vinculados al grupo FEDEA y han
defendido la supresión de la deducción
fiscal por vivienda, al considerar que
echó leña al fuego de la «burbuja inmobiliaria»
y que terminó incorporada a los precios y convertida en una subvención para los promotores. Aunque entre esos mismos
expertos hay quienes sostienen que,
por impopular que fuera, la decisión
política de acabar con la desgravación
debió tomarse en tiempos de bonanza,
no con la construcción en grave crisis.
García-Montalvo presagia que, como
ocurrió en EE UU en una situación
similar, las ventas, que últimamente
se habían recuperado, volverán a
caer a partir de 2011.


 

EN HORA  
   
Publicidad  
   
BUSCADORES  
  GOOGLE
 
INFORMACIÓN  
  LA NUEVA ESPAÑA
EL MUNDO
 
EL REFRÁN DE LA SEMANA  
 
....Cuando salimos del sendero trillado descubrimos un bosque lleno de posibilidades donde todo puede suceder, poque todo esta por hacer......
 
MÚSICA  
  Alejandro Fernandez - Te Voy A Perder  
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=